Gracias a mi nieto he vuelto a sentir un orgasmo

abuelas y nietos follando

– Llevaba más de días años sin acostarme con un hombre y más de cinco sin tener un orgasmo en condiciones. Menos mal que ahora tengo a mi nieto en una edad en la que se folla a todo lo que pilla por delante y no le importa venir todas las semanas a casa a follarme y correrse dentro de mi coño.

Me encantan las tetas y el coño peludo de mi madre

madres e hijos follando

– Hoy por hoy me aburre muchísimo follar con chicas de mi edad, casi todas parecen de plástico con las tetas operadas y sin un pelo por todo el cuerpo. Menos mal que tengo a mi madre para poder follar con una mujer en condiciones. Una señora con las tetas naturales y con el coño bien peludo, tal y como a mi me gusta.

Mi abuela vino a mi consulta en busca de un masaje

abuelas y nietos follando

– Mi abuela tuvo una contractura en la espalda y vino a mi consulta para que le diera un masaje. A su edad, nunca le habían hecho un masaje en la espalda en su vida, supongo que ese fue el motivo por el que se puso tan cachonda y por el que al final acabamos follando sobre la camilla.

Mi abuela recurre a mi cuando tiene ganas de polla

abuelas y nietos follando

– Desde que lo hicimos una vez de manera totalmente improvisada después de una reunión familiar, ahora mi abuela lo ha cogido como costumbre, y cada vez que tiene ganas de chupar polla o de tener un orgasmo vaginal, recurre a mi para que se la meta bien fuerte por su coño peludo.

Le doy un masaje a mi abuela y terminamos follando

abuelas y nietos follando

– Mi abuela llevaba unos días con un dolor de espalda que casi le impedía moverse, y como sabe que soy un buen masajista, me llamó para que le diera uno de mis masajes relajantes en la espalda. Cuando estaba en pleno masaje, debe ser que la mujer se puso muy cachonda, el caso es que cuando quise reaccionar ya estábamos follando juntos.

Mi tía y yo nos vamos al bosque para follar tranquilos

tias y sobrinos follando

– Mi tía y yo compartimos un secreto sexual que por supuesto ni su marido ni mis padres lo saben. Los dos somos amantes de la naturales y defensores de los animales, por eso un par de veces a la semana solemos salir de ruta al bosque. Nuestro secreto es que en esas escapadas en la naturaleza tenemos nuestros encuentros sexuales al aire libre. Y es que por mucho que lo intento, es imposible negarse a las enormes tetazas que tiene la zorra de mi tía.

Mi madre está deprimida y necesita mucho sexo

madres e hijos follando

– Desde que la despidieron del trabajo mi madre está que no levanta cabeza, se pasa todo el día en casa deprimida viendo la televisión y bebiendo vasos de vino sin parar… menos mal que me tiene a mi que cada tarde voy a su casa para hacerla un poco feliz follándomela hasta por el culo.

Mamá me pidió un favor sexual

madres e hijos follando

– Hace un par de días mi mamá se sentó conmigo en la mesa de la cocina y me dijo que tenía que hablar muy seriamente conmigo, estaba un poco necesitada sexualmente y llevaba muchos años sin sentir un orgasmo, así que con toda la confianza del mundo me pidió el favor de tener sexo conmigo para desahogarse sexualmente. Me encanta el sexo y no tengo problemas en follar sin compromiso, así que decidí ayudarla y le metí una follada vaginal que le sirvió para olvidar todo el tiempo que llevaba sin tener una polla dentro de su viejo coño.